jueves, 23 de abril de 2015

El calibre de las cuerdas...

¿Qué es eso del "calibre de las cuerdas"?

Bueno, empecemos por entender el significado de "calibre". La definición de calibre es: Diámetro interior de un objeto cilíndirico o hueco.

Entonces, "calibre de las cuerdas se refiere al espesor o grueso de las cuerdas". Como guitarristas (y también para cualquier otro instrumentista de la familia de las cuerdas), el grueso de nuestras cuerdas tiene crucial repercusión en dos aspectos sumamente importantes:

1. LA TENSIÓN DE NUESTRAS CUERDAS.

Esto no es otra cosa, que cuán duras o blandas se sienten nuestras cuerdas. Si usamos un calibre grueso, nuestras cuerdas se sentirán más duras y deberemos de ejercer más presión para poder ejecutarlas limpiamente; y por el contrario, si usamos un calibre delgado, nuestras cuerdas se sentirán más blandas y no requeriremos de tanta presión para hacerlas sonar. 

Muchas veces la explicación acerca del calibre de las cuerdas termina aquí, pero yo, como siempre, me siento obligado a compartir lo que la experiencia me ha enseñado, incitándome a ir más allá y no conformarme con las explicaciones simples.

Decíamos que la explicación común acerca del calibre es: "con calibres gruesos le batallas mas para pisar las cuerdas que con calibres delgados" y tan-tan. Y sí, estoy de acuerdo, pero eso es solo el principio. 
A parte de la comodidad, debemos tener en cuenta que la tensión de las cuerdas no solamente la sufren y soportan nuestros dedos, sino también la guitarra, y siendo esta tensión final la suma de todas las tensiones individuales de cada una de nuestras cuerdas. Esa "tensión total" tal vez la podemos percibir cuando tocamos cejillas, pero tal vez sean solamente unas cuantas cejillas a lo largo de un tema, o tal vez si sea un tema completo tocado solamente con acordes de cejilla, pero, aún así, nuestra guitarra nos superará, pues ella soporta esa tensión todo el tiempo. Haciendo hincapié en las consecuencias que nos puede acarrear esa tensión se me ocurren dos:
  • Que nuestro trastero o diapasón se curve hacia adelante (calibre más grueso) o hacia atrás (calibre más delgado). Esto no representa ningún problema, ya que con un pequeño ajuste al alma eso queda solucionado.
  • En caso de puente flotante o semi-flotante (con puentes fijos no tenemos este problema): Que nuestro puente se levante (calibre más grueso) o se hunda (calibre más delgado). Esto tampoco es un gran problema. También se soluciona con un pequeño ajuste, pero vale la pena mencionar que: ¡cómo asusta a los novatos que el puente de su guitarra se levante!. Este detallito del puente levantado o caído se soluciona compensando la tensión de las cuerdas y precisamente para ello ha sido implementado el mecanismo que tienen las guitarras en la parte posterior, y funciona de la siguiene manera:
  • Hay una tapa. Quitas la tapa y encuentras que la madera tiene un corte rectangular en el cual resaltan a la vista tres cosas: una pieza metálica con agujeritos (que es por donde se ponen las cuerdas); unos resortes que están incrustados en esta pieza y del otro lado están sujetos a la tercera cosa que resalta: una plaquita que tiene un par de tornillos "atornillados a la madera". Bien, ése par de "tornillos atornillados" junto con los resortes, son el mecanismo diseñado para mantener el balance en la tensión del puente. Si tu puente se ha levantado demasiado, deberás apretar los "tornillos atornillados" para que entren más a la madera y por consecuencia generen más tensión para compensar la tensión que está levantando el puente. PERO: ¡¡¡no olvides aflojar un poco las cuerdas antes de atornillar los "tornillos atornillados"!!! Ya cuando tu cálculo te diga que ha sido suficiente vuelta como para compensar la tensión, vuelves a afinar (¡híjole! ¿otra vez afinar el puente flotante???). Y bueno, ése es el procedimiento.
  • ¿Te faltó? Repite el procedimiento (con todo y el proceso de afinar). 
  • ¿Te faltó, otra vez? Repite OTRA VEZ TODO el procedimiento. 
  • ¿Te pasaste? Repite otra vez el procedimiento, pero en vez de apretar los "tornillos atornillados", aflójalos.
Y así... hasta que quede. Sí, estoy de acuerdo que es una soberana joda... pero... ¿querías puente flotante, no? Digo, nadamás para registro, esa es UNA de las razones por las cuales yo no uso puente flotante. XD
 Bueno, vamos ahora al que es el otro aspecto sumamente importante:

2. LA TEXTURA DEL SONIDO.

Para mí, éste es el aspecto que es REALMENTE IMPORTANTE en cuanto al calibre.
¿Por qué? -¡Porque la textura del sonido lo es todo, hermanito!
La textura del sonido de la guitarra, es exactamente como el timbre de voz de los cantantes. La gran diferencia es que ellos no lo pueden cambiar (lo pueden fingir, como Chabelo, Cepillín, y los que cambian su voz natural por voz nasal para poder cantar igual que los "cantantes de banda"), pero nosotros sí. Una misma guitarra suena muy diferente con calibres delgados que con calibres gruesos. ¿Por qué crees que los guitarristas de Jazz suenan con todo ese "cuerpesote"? -Porque traen calibres 11's ó 12's. ¿Has tratado de tocar una guitarra de un Jazzista?
Sí, si representa un reto mayor tocar con calibres más gruesos, sobre todo a la hora de los bendings. Pero sacrificar la comodidad a cambio de un exquisita textura, cálida, con cuerpo, robusta, "ponchada"... es un precio que algunos guitarristas estamos dispuestos a pagar.
Hace 15, o 10 años solamente podías encontrar variedad de opciones en ciudades grandes, pero actualmente ya puedes encontrar buenas marcas en una gran diversidad de calibres casi en cualquier ciudad, y si no, pues las ventas por Internet son lo de hoy.

Como dato extra: las cuerdas de calibre delgado son propensas a romperse más fácilmente que las de calibre grueso (que también se rompen, claro, pero mucho menos). 

Y otro dato extra: si frecuentemente se te rompen las cuerdas de los puntos de apoyo, ya sea del puente o de la cejuela (el plástico que está entre los trastos y la cabeza), es probable que tengas una superficie o rebaba filosa. Si no la puedes limar o pulir tu mism@, llévala con personal calificado.

Ecualizador Boss GE 7 Mario Ortega