martes, 29 de septiembre de 2015

"Como ser buen guitarrista" PASO 2: PRACTICAR

¿Te perdiste el PASO 1?

¿Trabajo o talento...? -Definitivamente, me inclino por el trabajo. Con mis propios ojos y oídos he percibido como personas que no tienen digamos... mucha facilidad para esto de la música logran buenos y hasta excelentes resultados gracias a una ardua y determinada disciplina de trabajo, que personas que vienen ya con esa facilidad heredada en los genes por generaciones y generaciones anteriores de músicos.

"La práctica hace al maestro..." me decía mi madre cuando era yo un puberto. Y efectivamente, concuerdo plenamente con ella. El problema reside en que algunas veces... o no sabemos qué practicar ó no sabemos cómo hacerlo... o algunas veces: ¡ambas! Y ahí es donde entran en acción los dilemas y surgen todo tipo de dudas... ¿qué practico? ¿cómo lo practico? ¿cuánto tiempo practico? son algunas de las preguntas que con frecuencia vienen a nuestra mente a la hora de querer realizar una sesión de practica que nos resulte verdaderamente nutritiva o efectiva. ¿Cómo se llega a "pro"? ¿qué es lo que practican los "pro"?
Bueno, son un montonón de materias, técnicas, ejercicios, pero bueno, voy a tratar de no asustarte y darte un panorama amplio de qué es lo que se necesita. Antes de comenzar, debo comentarte que esto de la guitarra es muuuuy, muuuuy personal e individual, y por ende, no podemos establecer una única secuencia o patrón de práctica para todos. Inclusive si dos guitarristas se dirigieran hacia "donde mismo" (es decir: que tuviesen los mismos ideales y objetivos), aún así sería imposible trazar una misma bitácora de práctica para ambos, ya que probablemente uno de ellos tenga más facilidad para la plumilla que el otro y de la misma manera puede que el segundo tenga más facilidad para los acordes que el primero... pero bien, comencemos la lista de las materias y técnicas que probablemente sean las más necesarias para que todo guitarrista pueda desempeñarse al menos en su forma más primitiva...

Poder tocar la guitarra implica desarrollar dos habilidades: 1. La capacidad o habilidad física para poder hacerlo y, 2. La capacidad creativa y emocional para poder hacerlo.


Enfoquémonos en la capacidad física.

Debemos desarrollar: independencia, fuerza (sobre todo con el dedo meñique), precisión y claro, algo de velocidad. Para esto nos sirven los ejercicios. Una y otra vez hasta lograr la perfección. El metrónomo ayuda en gran manera a lograr esto en menos tiempo. Las técnicas básicas para principiantes son:
  • Ejercicios cuadrafónicos.
  • Ejercicios de plumilla (preferentemente sin saltos de cuerda).
  • Ejercicios de Hammer-On.
  • Ejercicios de Pull-Off.
  • Ya una vez medio-domesticado el Hammer-On y el Pull-Off, practicamos ejercicios de Legato.
De manera paralela, es importante ir mecanizando las combinaciones de dedos que se volverán nuestro pan de cada día... entonces, debemos practicar escalas. Yo prefiero empezar por las buenísimas escalas pentatónicas, ya que al ser solamente dos notas por cuerda, hacen mucho más sencillo el proceso de adquirir habilidad y precisión con la plumilla a través de las cuerdas. Ya una vez teniendo un poco de control sobre la plumilla y buena limpieza, considero que podemos comenzar a trabajar con las escalas mayores. Y bueno, respecto a la capacidad física cuando ya estés en este punto, ya podrás discernir por tí mismo qué sigue o hacia dónde quieres ir, por ejemplo, decidir si para tí valdrá la pena invertir tu tiempo en técnicas más complicadas como "sweep picking" ó "string skipping" por mencionar algunas. También, ya cuando te encuentres en este punto, ya contarás con la habilidad, experiencia y conocimientos necesarios para empezar a desarrollar la otra capacidad de la cual hablábamos:

"La capacidad creativa y emocional para poder tocar...":

Si nos ponemos literales con eso de que debemos desarrollar esta capacidad para poder tocar y que de otra manera no podríamos hacerlo, pues, ciertamente sería una mentira. No necesitamos tal capacidad para que la guitarra reproduzca sonido, o sea que no necesitamos esta capacidad para tañer sus cuerdas y poder tocar una melodía, un rasgueo o un acompañamiento, pero sí la necesitamos para que esas melodías, rasgueos o acompañamientos puedan conectar a las personas con nosotros, para hacerle sentir "algo" a nuestro público o a nuestros compañeros, que al final, es de lo que se trata esto y eso es lo que personalmente considero que es "tocar".

¿Y cómo se desarrolla esto? -El primer paso es: empezar por dejarte ser libre tú mismo. ¿Libre de qué? -De permitirte sacar y compartir por medio de tu guitarra todas esas emociones que andas cargando. ¿Te enamoraste? -Tócalo. ¿Te batearon? -¡Pues también tócalo! ¿Te conmovió algo? ¿Te inspiró algo? ¿Se te murió un familiar? ¿Te asaltaron? ¿Te hicieron enojar? Todas esas emociones se purifican y terminan siendo algo muy bueno al convertirse en música. La música es un lenguaje y como tal, lo más importante es comunicar o tener algo que decir.

Y así, cuando menos acuerdes, al desarrollar estas habilidades ya estarás "tocando". Tocando, o sea: haciendo sonar el instrumento y con ello, tocando las fibras emocionales más sensibles y delicadas de quienes te escuchen, para quienes sin saber cómo o por qué, se volverá un placer y buscarán la oportunidad de hacerlo nuevamente. Y de esa manera empezará tu prestigio como un guitarrista que es recordado por "cómo toca" en vez de por "cuán rápido (o sorprendente) toca"... 

martes, 22 de septiembre de 2015

EL INDICADOR DE COMPÁS

Al principio de una partitura, después de la clave y de la armadura se encuentran un par de números como número fraccionario (o fracción quebrada de matemáticas). Eso es el indicador de compás. Hay quien le llama "metro", "métrica", "conductor" o simplemente "compás". ¿Para qué sirve? Bueno, en eso voy a enfocar este post.

Ese par de números el tamaño y división de los acentos del compás. ¿Cómo está eso? El número de arriba nos indica la cantidad de "beats" o pulsos de nuestro compás. El número de abajo indica la figura musical que marca la unidad o subdivisión de ése pulso.


El número de arriba puede ser cualquier número, dependiendo del tamaño de nuestro compás. Ese número indica por cuántas figuras "de abajo" está formado nuestro compás:


El número de abajo, representa la figura musical a la cual corresponde la unidad o la subdivisión del pulso, siendo los valores como se describen a continuación:


De modo que si nos encontramos un indicador de compás que tenga el número dos "abajo", será entonces un compás de "medios". O sea, si tenemos 2/2, se lee "dos medios"; 4/2 es "cuatro medios" y así sucesivamente. Los compases formados con "medios" son frecuentes en la música latina y se leen al doble de velocidad.
Si nos encontramos un indicador de compás que tenga el número "4" abajo, significa que el compás estará subdivido en negras, de modo que "2/4" es "dos cuartos" y significa "dos pulsos de negra"; "3/4" es "tres cuartos y significa "tres pulsos de negra"; "4/4" es "cuatro cuartos" y significa "cuatro pulsos de negra"; y así sucesivamente. 


Si nos encontramos un indicador de compás que tenga un "8" abajo, significa que tenemos un compás cuyo beat se subdivide en octavos, siendo por lo general agrupados de tres en tres. A estos compases se les denomina "compuestos". "6/8" es "seis octavos" y son seis pulsos de octavo (generalmente acentuados o distribuidos como dos grupos de tres octavos); "9/8" es "nueve octavos" y son nueve pulsos de octavo (generalmente acentuados o distribuidos como tres grupos de tres); "12/8" es "doce octavos" y son doce pulsos de octavo (generalmente acentuados o distribuidos como cuatro grupos de tres).


Y esos son los compases más comunes. Sobre todo en la música popular o comercial. Hay otro tipo de compases compuestos con tamaños y acentuaciones que ya no son tan comunes y podría decirse que completamente desconocidos para quien solamente gusta de la música comercial o popular. obedecen el mismo principio, y el número de abajo no puede ser otro que no sea 2, 4, 8, 16, 32 o en casos extremos: 64 (yo nunca me he encontrado ni siquiera con un indicador de compás que tenga un un "32" abajo, ¡y mucho menos un "64"). Si quieres escuchar algo de material que tenga este tipo de métricas compuestas o como les llaman por ahí "irregulares", escucha bandas como "Yes", "Rush", "King Crimson", "Dream Theater", por mencionar algunos ejemplos. ¡Es oooootro mundo!



martes, 8 de septiembre de 2015

Ejercicios con Escalas Pentatónicas - Ejercicio 6 de 15

Éste ejercicio es muy parecido al ejercicio anterior (ejercicio 5), pero ahora, el patrón retrógrado tiene seis notas en vez de cuatro. Se trabaja de la siguiente manera:

Son grupos de tres cuerdas con dos notas cada uno. Se toca la  nota más grave de la sexta cuerda hacia abajo y luego la más aguda hacia arriba; luego se toca la nota más grave de la quinta cuerda hacia abajo y luego la más aguda hacia arriba, por último; se toca la nota más grave de la cuarta cuerda hacia abajo y luego la nota más aguda hacia arriba. Después se hace lo mismo con los tres grupos de cuerdas restantes: quinta-cuarta-tercera, cuarta-tercera-segunda, y tercera-segunda-primera.

Para la parte descendente, se invierte completamente el orden de las notas, siendo la nota más aguda de la primera cuerda atacada hacia abajo y luego la más grave hacia arriba; después la nota más aguda de la segunda cuerda se ataca hacia abajo y luego la nota más grave hacia arriba, y por último; se toca la nota más aguda de la tercera cuerda hacia abajo y luego la nota más grave hacia arriba. Después se repite el patrón en los tres grupos de cuerdas siguientes: segunda-tercera-cuarta, tercera-cuarta-quinta, y cuarta-quinta-sexta.

EJERCICIO 6 DE 15

FORMA 4E


FORMA 1E


FORMA 1D


FORMA 3A




FORMA 1A




Ejercicios con Escalas Pentatónicas - Ejercicio 5 de 15

Este es un ejercicio de los que se denominan "retrógrados" (o "retros" para los cuates). Esto significa que es un patrón el cual repite la misma dinámica ya sea melódica, técnica o mecánicamente en diversos grados de la escala.
Bien, para este ejercicio el patrón es tocar cuatro diferentes notas de la escala en orden ascendente para "subir por la guitarra" (o sea: de grave a agudo) tomando como "nota 1" la nota más grave de la forma a practicar, la cual se ejecutará hacia abajo; luego la "nota 2" será la nota más aguda de ésa misma cuerda atacada hacia arriba; luego la "nota 3" será la nota más grave de la cuerda que está abajo atacada hacia abajo y por último; la "nota 4" será la otra nota de la cuerda en la cual tocamos la "nota 3" atacada hacia arriba. Lego repetimos el patrón en las dos cuerdas inferiores y así, sucesivamente hasta terminar la forma.

Para el regreso, invertimos completamente el sentido melódico del patrón. Las direcciones del ataque se mantienen de modo que cada primera nota de cada cuerda deberá ser atacada hacia abajo.

EJERCICIO 5 DE 15

FORMA 4E


FORMA 1E


FORMA 1D


FORMA 3A


FORMA 1A



Ecualizador Boss GE 7 Mario Ortega