domingo, 16 de agosto de 2009

Sobre los acordes...



Hola de nuevo. Voy a compartir un fragmento de mi libro: "GUITARRA II"


Este sistema de enseñanza es gradual. No dudes ni te desanimes si sientes que no se te otorga toda la información al respecto cuando se aborda el tema en cuestión. No te preocupes, así fue diseñado. Pero ten por seguro que lo que vas aprendiendo en teoría, lo vas digiriendo y lo vas comenzando a aplicar en la práctica.
Hay algunos voicings más para triadas aparte de los que estamos conociendo en este libro, pero una gran parte de ellos son fragmentos o inversiones de los que ya conocemos. Hay en el mercado libros de acordes cuyo gancho de marketing es que te venden un libro en el cual aprenderás miles y miles de acordes para guitarra. Suena muy interesante. Yo mismo caí en la trampa y adquirí alguno de ellos creyendo que por el sólo hecho de aprender tal vez unos 400 de los miles y miles de voicings que venían incluidos en ese libro me iba a convertir en un mejor guitarrista y un mejor músico… pero al final me di cuenta de que los voicings por sí solos no te llevan a ninguna parte, así como sucede con las escalas.
En mis inicios, cuando no teníamos Internet ni acceso a información de teoría musical, y había una gran escasez de buenos maestros (unos por la carencia de conocimientos y otros por la falta de convicción/vocación de enseñar ó miedo de hacerlo), y unos cuantos años antes de que se me diera la oportunidad de estudiar a profundidad y a nivel profesional este arte, me pasaba horas, horas y muchas más horas combinando voicings “al azar” de los miles y miles que venían en el libro con la esperanza de salir del “pan con lo mismo” y crear un estilo nuevo (era muy joven)… y créeme que no logré mucho avance. Y ahora, al ver que hay tanta información, me queda perfectamente claro que el problema no es la falta de información, sino la falta de formación, ya que frecuentemente llegan a mí alumnos que por su cuenta han tratado de salir de la ignorancia y ha sido peor, pues tanta información los tiene muy confundidos y llenos de dudas.
Cada cabeza es un mundo… mi respeto para todas aquellas personas que invierten parte de sus vidas escribiendo libros de acordes. Pero afortunada o desafortunadamente, las personas somos diferentes… desde nuestras aptitudes y capacidades hasta nuestra forma de aprender. A mi forma de ver y entender la música, la manera más eficiente de aprender, utilizar y aplicar los acordes es a través del conocimiento. No hablo de “saberte” todos los voicings de todos los acordes, sino de saber cómo se forman, como funcionan, cómo se utilizan, qué relación tienen unos con otros, como se modifican ó alteran los acordes y las tonalidades y para qué hacerlo… cuándo puedes usar triadas, acordes de séptima ó extensiones en unas y otros, con cuáles inversiones, ó cuándo usar tensiones y cuáles son las apropiadas para el estilo y/ó función armónica del acorde en cuestión, etc. Al final se trata de hacer música, y así como en un solo no es tocar un millón de notas, en los acordes no es tocar simultáneamente todas las notas que forman el voicing siempre, ni todas las notas que le puedas agregar para colorearlo, ni mucho menos meter todos los acordes que “te sabes” en una canción. Así como una melodía ó un solo va “pidiendo” (ó sugiriendo) acompañamiento, intensidad o cierto movimiento armónico, la armonía también van pidiendo sus acordes y cómo y con cuantas notas tocarlos. No es “lo que quieres que vaya… sino, lo que la melodía te pide que vaya…” escúchala…

Toca, toca y toca. Experimenta, escucha y disfruta. Toca las progresiones con los voicings completos, luego con dos ó tres cuerdas agudas, después con dos o tres de las graves, con arpegios “muteados”, con arpegios y los dejas sonando, la segunda “vuelta” de la progresión cambia los voicings, etc. etc. etc. Deja volar tu imaginación y siéntete libre.


Mario Ortega.

Ecualizador Boss GE 7 Mario Ortega